Traigo la segunda parte. Prestad mucha atención:

Consejos de H.P. Lovecraft para crear relatos o cuentos:

1er paso: Preparar una línea de acontecimientos en orden de su aparición; no en el de la narración. Describir con vigor los hechos que hagan creíbles los incidentes que van a tener lugar. Los detalles, comentarios y descripciones son de gran importancia en este boceto inicial.

2º paso: Preparar una segunda línea de acontecimientos; esta vez en el orden de su narración, con descripciones detalladas y amplias, y con anotaciones a un posible cambio de perspectiva. Cambiar el boceto inicial si fuera necesario, interpolando, suprimiendo y añadiendo alteraciones pertinentes.

3er paso: Escribir la historia rápidamente y con fluidez, sin ser demasiado crítico, de acuerdo al orden narrativo del punto anterior. Cambiar los incidentes o el argumento siempre que el desarrollo del proceso tienda a tal cambio, sin dejarse influir por el boceto previo. Si el desarrollo de la historia revela nuevos efectos dramáticos, añadir todo lo que pueda ser positivo, repasando y reconciliando todas y cada una de las adiciones del nuevo plan. Probar con diferentes comienzos y diferentes finales, hasta encontrar el que más se adapte al argumento. Asegurarse de que ensamblan todas las partes de la historia desde el comienzo hasta el final del relato. Corregir toda posible superficialidad -palabras, párrafos, incluso episodios completos-, conservando el orden preestablecido.

4º paso: Revisar por completo el texto, poniendo especial atención en el vocabulario, sintaxis, ritmo de la prosa, proporción de las partes, sutilezas del tono, gracia e interés de las composiciones, la efectividad del comienzo, del final, del clímax, el suspenso y el interés dramático, la captación de la atmósfera y otros elementos diversos.

Consejos de William Faulkner:

1- La fórmula del buen novelista es 99% de talento, 99% de disciplina y 99% de trabajo.

2- Aceptar que nuestro trabajo nunca será tan bueno como podría ser.

3- Hay que apuntar más alto de lo que uno puede llegar, para conseguir mayores cosas.

4- Un mal ambiente sólo le hará pasar más tiempo sintiéndose incómodo, frustrado o indignado, y menos escribiendo. (Pero para Bukowski, la infelicidad es esencial).

5- Lo único que puede destruir al buen escritor, es la muerte. (En el sentido de los infortunios)

6- Cumple tu propia norma. Los buenos escritores no tienen tiempo para preocuparse por el tipo de lectores que le leerán. (Si a ti te gusta lo que haces, no puedes pararte a pensar quién estará interesado en ello).

7- Si el escritor está interesado en la técnica, más le vale dedicarse a la cirugía o a colocar ladrillos.

8- Una buena obra depende de colocar bien los ladrillos. (Contrapone la anterior xd)

9- Ningún trabajo honrado es fácil.

10- La cualidad que un artista debe poseer es la objetividad al juzgar su obra. (Por ejemplo, si dispusieras de un dinero, pregúntate si lo invertirías en publicar tu propia obra. No es una respuesta tan sencilla).

11- Un escritor necesita tres cosas: experiencia, observación e imaginación. Pero la falta de una de ellas (o a veces dos) puede suplirse mediante las otras.

12- No sé lo que es la inspiración. La he oído mencionar, pero nunca la he visto.

13- Los que quieren ser escritores leen las críticas, los que quieren escribir no tienen tiempo para leerlas. El artista está un peldaño por encima del crítico. Porque el artista escribe algo que moverá al crítico, pero el crítico escribe algo que moverá a todo el mundo menos al artista. Es decir, que la obra tiene que complacerte a ti, y si te complace entonces no tienes necesidad de hablar sobre ella. Si no te complace, hablar sobre ella no la hará mejor, puesto que lo único que podrá mejorarla será trabajar más en ella.

Consejos de Baudelaire:

1- Al escribir/publicar no existe la buena y la mala suerte, sino proyecciones de los esfuerzos y éxitos del escritor (a menudo invisibles). Si creemos tener mala suerte, es que nos falta algo: ese algo hay que conocerlo y estudiar el juego de las voluntades vecinas para desplazar más fácilmente la circunferencia. (Es decir, que la actitud y el esfuerzo continuado es muy importante para que la vida gire en la dirección que queremos. Dejemos de echar la culpa a otros).

2- “¡Sólo es con los buenos sentimientos con los que se llega a la fortuna!” (Es decir, que huyamos de la frase “Para qué devanarse los sesos por tan poco dinero”)

3- Para escribir rápido, hay que haber pensado mucho; haber llevado consigo un tema en el paseo, en el baño, en el restaurante, y casi en casa de la querida. (Es decir, que aproveches el tiempo en que no puedes escribir para pensar, o luego no te quejes de tardar milenios en hacer capítulos o de ser poco eficiente. Escribir también incluye una gran porción de tiempo dedicada únicamente a pensar).

4- Los que se han entregado a la poesía, que no la abandonen jamás, pues es un tipo de arte cuya compensación se cobra tarde pero muy crecida. (Sé constante con ella, pues es más trascendental que las novelas).

Contrapunto: “Ningún consejo sustituirá a la práctica” dice Rodolfo Martínez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *