El punto y coma; cuándo carajo usarlo.

Bienvenidxs a la regla del signo de puntuación que no está atenido a reglas .

Cuando nos enseñan el punto y coma, nos lo presentan como el símbolo residual que nadie usa, porque nadie sabe usarlo con seguridad. Y es que en realidad, podemos permitirnos ignorarlo porque su uso está solapado por el uso del punto o de la coma (incluso a veces puede ser sustituido por raya de diálogo o paréntesis), así que nos conformamos con usar otras cosas y nos quedamos tan a gusto.

No es un fallo grave, pero voy a intentar que aprendáis a usarlo para que la narración sea más variada.

Mi trucos son:

– Cuando hay una enumeración larga (por lo que debería usarse comas), y quieres añadir aclaraciones dentro de los objetos en cuestión.  Entonces el punto y coma funcionaría como los corchetes con los paréntesis: engloba a las cosas de menor importancia.

Por ejemplo: Ayer comí sandía, plantada y recogida por mi abuelo; chocolate, robado de la despensa del comedor; y un escarabajo que encontré en el parque.

Nótese que también puede sustituirse por paréntesis: “Ayer comí sandía (plantada y recogida por mi abuelo), chocolate (robado de la despensa del comedor) y un escarabajo que encontré en el parque” y por otras estrategias: “Ayer comí sandía, que estaba plantada y recogida por mi abuelo. También chocolate robado de la despensa del comedor y un escarabajo que encontré en el parque.

 Cuando no puedas utilizar coma ni punto, como buen signo residual que es.

> No puedes usar coma cuando la segunda frase es independiente de la estructura de la primera (no es sujeto, verbo ni complementos de esa frase, sino que tiene estructura propia).

Por ejemplo: Tengo la mochila llena de mierda; tú la tienes bastante limpia.

Según esta regla, la frase:“Pertenecía a la cultura de los incas; la misma que desapareció hace seiscientos años” debería llevar punto y coma, ¿no? Vale, pero aquí algunos gramáticos dicen que además, si la segunda frase es una aclaración de la primera, sigue debiendo ir coma.“Pertenecía a la cultura de los incas, la misma que desapareció hace seiscientos años”. Eso ya va un poco en cuestión de gustos. ¿Cuál creéis que queda mejor?

> No puedes usar punto cuando ya has usado muchos anteriormente, aunque es subjetivo. Usa punto y coma cuando las dos frases puedan ser separadas por punto, pero tengan relación temática. Por ejemplo: Salí a comprar el pan. Busqué dinero por todos los cajones y encontré un par de dólares. Decidí llevarme al perro porque estaba aburrido en casa; se había pasado el día arañando la rendija de la puerta. Hacía frío.

– Cuando te lo diga tu santo sentido de la intuición. Aquí viene la regla típica de la coma es un segundo de pausa, el punto y coma son dos segundos y el punto son tres. Depende de lo que sientas que debas pararte, elige una cosa u otra.

Contrapunto: Es guay usar el punto y coma cuando está en duda qué signo de puntuación usarse, porque si la frase pide un punto o una coma muy claramente, al lector le va a parecer raro encontrarse con un punto y coma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *